Aspectos generales sobre la ortopedia

La Ortopedia trata enfermedades en huesos, articulaciones, y todo lo que lo rodea: ligamentos, cartílagos, músculos y nervios. En una definición más amplia, podemos decir que es la rama de la medicina que se encarga de corregir y prevenir deformidades en el sistema musculoesquelético, por medio de la cirugía y las inmovilizaciones. Hay que tener en cuenta, que esta es una especialidad que empezó buscando corregir las alteraciones y malformaciones en el sistema locomotor durante el desarrollo y crecimiento de los niños y que actualmente se ha expandido a diferentes afectaciones y edades.

Está presente en todas las etapas de la vida, desde los niños que nacen con problemas congénitos, los jóvenes y adultos que tienen accidentes deportivos o lesiones de trabajo, y posteriormente, en la etapa final de la existencia, aparecen lesiones o secuelas como consecuencia de una vida de trabajo. Dichas enfermedades o lesiones se pueden prevenir, corregir, y en los casos más graves, intervenir quirúrgicamente.

Aspectos importantes a tener en cuenta en los procedimientos de Ortopedia:

Existen los tratamientos quirúrgicos y no quirúrgicos, veamos:

No quirúrgicos: Yeso, Ortesis (aparatos ortopédicos) infiltraciones, terapia física y ocupacional.

Quirúrgicos: Se presenta cuando falla el tratamiento anterior, cuando existe mucho dolor, en deformidades o cuando el paciente está incapacitado para movilizarse.

Otro aspecto muy importante, es el instrumental quirúrgico de ortopedia:

Los instrumentos quirúrgicos de ortopedia están diseñados para que el cirujano pueda realizar una maniobra quirúrgica básica. Deben estar estandarizados y someterse al proceso de descontaminación, limpieza, y esterilización. Su cuidado debe ser meticuloso, puesto que son utensilios sofisticados, delicados y costosos. Están elaborados en variaciones numerosas y según su función.

“Es menester que todos los instrumentos sean propios para el propósito que se persigue, esto es respecto a su tamaño, peso y precisión”. Hipócrates.

Los instrumentos quirúrgicos están fabricados en mayor cantidad de acero inoxidable, las aleaciones que se utilizan deben tener propiedades específicas para hacerlos resistentes a la corrosión en el momento de la exposición a la sangre, a líquidos corporales, soluciones de limpieza, esterilización y la atmosfera.

 

Te puede interesar: Consejos para preservar su instrumental quirúrgico.

 

En relación con el medio ambiente, el ser humano se enfrenta a diferentes agentes físicos, como el frio, el calor, las radiaciones, la electricidad, etc. También se enfrenta a fuerzas mecánicas, las cuales, aplicadas en el cuerpo, producen diferentes lesiones. Por lo tanto, cuando hay un paciente lesionado se contempla:

  1. ¿Qué produce la lesión?
  2. ¿Qué afecta?
  3. ¿Cuáles son los daños ocasionados por la agresión?

En las respuestas a estas inquietudes podemos encontrar que las lesiones sufridas serán mayores en caso de un accidente producido por un camión a alta velocidad, o se producirán lesiones más graves cuando el paciente cae de cierta altura, a aquellas producidas por fuerzas menores aplicadas sobre personas en una posición estática.

Las fuerzas anteriormente analizadas, una vez aplicadas en el organismo, producen daños que se traducen en el aparato locomotor como las siguientes lesiones:

  • Contusión.
  • Hematoma.
  • Heridas.
  • Esguinces.
  • Luxaciones.
  • Fracturas o Luxofracturas.

La cirugía ortopédica supera, en muchos procesos, en cuanto a calidad de vida del paciente y en eficacia, a otras intervenciones más interesantes como los trasplantes de órganos.

“En la actualidad, empieza a presenciarse una innovación en cirugía ortopédica y traumatológica no incremental, sino radical, aunque transcurrirán de 10 a 15 años hasta que se trasforme realmente y en un volumen suficiente para cambiar la práctica clínica”, asegura el profesor Luís Munuera, Profesor Académico Honorario de la Real Academia Nacional de Medicina y Catedrático.

El futuro en el campo de la Cirugía Ortopédica es muy alentador, debido a que existe una innovación incremental muy adelantada que ha ido perfeccionando los diseños, encontrando nuevos materiales, perfeccionando técnicas menos invasivas, mejorando resultados clínicos y consiguiendo tiempos de recuperación más cortos.

Pasos a seguir para la preparación de mesas quirúrgicas

En toda actividad o procedimiento quirúrgico la seguridad del paciente es primordial.  Según la Alianza Mundial para la Seguridad del Paciente y el Centro Colaborador, los fallos de atención sanitaria afectan a 1 de cada 10 enfermos. Por lo que es necesario que el trabajo en la seguridad de la atención para procedimientos quirúrgicos, ocurra desde mucho antes de que tenga lugar la operación. Hay que tener en cuenta que es indispensable que la atención y cuidado en este tipo de aspectos, inician con el acomodo del instrumental, ya que esto permite que el material se mantenga en orden y jerarquizado por funciones, tamaños y grupos.

 

Todas estas prácticas hacen posible que se pueda evitar cualquier negligencia médica, como olvidar alguna pieza dentro del paciente.   A continuación, te explicaremos los pasos a seguir para acomodar correctamente el instrumental de cirugía general.

 

Te explicamos: ¿Cómo prevenir complicaciones por instrumentos quirúrgicos defectuosos?

 

Para empezar, es importante recordar que existen dos tipos fundamentales de mesas en el quirófano y que ante todo es importante mantener siempre esterilizado el campo operatorio.

 

Mesa circular o de riñón:

Mesa metálica con forma semicircular, en ella se coloca la ropa quirúrgica y el instrumental de cirugía general.

 

    • Para su preparación se deberá colocar una funda que vista la mesa en su totalidad.
    • Posteriormente, la mesa de riñón se dividirá en tres partes con el objetivo de organizar el instrumental de cirugía general dependiendo de su función y los tiempos en los cuales se utilizará.
    • Del lado derecho de la mesa se colocará todo lo referente a textiles del paciente, compresas, campos extras y guantes.
    • El medio de la mesa se distribuirá en ocho partes. La parte superior de izquierda a derecha consta de los siguientes instrumentos:
      1. Fijación: pinzas backhaus.
      2. Hemostasia: Pinzas mosquitos y Kelly.
      3. Tracción:  Pinzas Allis y Babcock.
      4. Separación: Separadores Farabeuf y valvas.

 

La parte inferior de la izquierda tiene la siguiente distribución:

 

  1. Corte: Mangos de bisturí y tijeras.
  2. Especialidad: Dependiendo del tipo de cirugía.
  3. Reparación: Pinza porta agujas y pinzas de disección.
  4. Palangana: Producto empleado para el aseo personal.

 

  • En el lado izquierdo de la mesa se colocan otras herramientas como suturas, gasas, sondas, bisturí y aspiradores.

 

Mesa de mayo:

 

Se caracteriza por tener una altura variable y una bandeja plana desmontable donde se coloca el material de cirugía general a utilizarse con mayor proximidad.

 

  • Se debe vestir con una funda similar a la de una almohada, que cubra toda la bandeja y caiga a lo largo de su pata.
  • Es importante destacar que esta mesa se debe preparar simultáneamente con la mesa de riñón a fin de agilizar el proceso de preparación.
  • A pesar de que la mesa se distribuye en cuatro partes, el acomodo lo realiza el instrumentista con respecto al orden en que trabajará el cirujano y los tiempos de la cirugía.
  • Por lo general en la parte inferior del lado izquierdo se ordenan los recipientes y gasas, en el medio irá todo lo referente a la disección y reparación y del lado derecho se ubicarán las pinzas de anillos, pinza de campo y la palangana. En la parte superior se coloca lo que tenga que ver con cortes, hemostasia, tracción y sutura.

 

Conoce los instrumentos más utilizados en una cirugía cardiovascular.

 

Es de suma importancia que tanto el acomodo y vestido de la mesa de mayo y la de Riñón se tenga listo antes de la llegada del equipo quirúrgico para evitar retrasos en el inicio de la cirugía. Así mismo, se debe respetar la metodología de trabajo ante la mesa de operaciones para evitar cualquier tipo de complicaciones.

 

La salud y seguridad de los pacientes es prioridad, por lo que es importante elegir instrumental quirúrgico de calidad.

Consejos para preservar su instrumental quirúrgico

El instrumental quirúrgico requiere de cuidados especiales para la prolongación de su vida útil.

El instrumental quirúrgico es el conjunto de herramientas y elementos que permiten la ejecución de diferentes operaciones y cirugías. Sin importar el tipo de intervención, estos materiales están presentes en todo tipo de procedimiento; hay que tener en cuenta que el estado de estas piezas médicas influye mucho en el éxito al interior de los quirófanos, por lo cual, su mantenimiento es una de las tareas más importantes en los hospitales y clínicas.

Estas piezas médicas significan una gran inversión para los centros hospitalarios, por lo cual, las personas que se encuentran al frente de este material deben encontrarse capacitadas en el cuidado del instrumental quirúrgico.

Puntos a tener en cuenta:

  • La preservación del instrumental quirúrgico se debe llevar a cabo antes, durante y después de cualquier intervención médica.
  • Mientras se usan estas piezas se debe tener especial precaución, ya que, aunque su composición aporta fuerza tensil, no se debe maltratar el material, lo que nos lleva a ocupar las piezas indicadas para cada operación según su especialidad. Además, al interior del quirófano se debe evitar tirar con fuerza las herramientas en las bandejas metálicas.
  • A lo largo de las operaciones, la sangre y tejidos deben retirarse evitando la disecación que puede estropear el uso del material.
  • Gracias a la composición del instrumental quirúrgico, el proceso de limpieza se facilita. Lo anterior gracias a las características estériles de materiales como el vitalio, el titanio, el acero quirúrgico demás metales biocompatibles con el cuerpo humano.

Te puede interesar: ¿Qué es el instrumental quirúrgico de cirugía general?

Limpieza:

  • Después de una intervención médica el instrumental quirúrgico debe ser limpiado manualmente. En esta etapa de la limpieza se remueve la sangre y los tejidos, después podemos aplicar un detergente enzimático, este compuesto tiene un PH neutro que no genera daños en las herramientas quirúrgicas, sin embargo, tras una exposición significativa a este fluido se puede alterar el color de las piezas.
  • También se aconseja usar agua tibia esto con el fin de generar una acción térmica sobre las piezas, aumentando las propiedades del detergente y removiendo del instrumental quirúrgico sustancias como la albúmina, proteína de la sangre que se coagula y se solidifica pero que al entrar al contacto con el agua se deshace.
  • Así mismo, existen otras técnicas de limpieza en las cuales se usan máquinas especializadas que emplean el ultrasonido para retirar la suciedad del instrumental quirúrgico, al usar esta tecnología se debe tener especial cuidado para evitar el daño al interior de la máquina que puede ser causado al apilar el instrumental uno sobre otro.
  • Después, cuando el instrumental quirúrgico se encuentra limpio, se sugiere la aplicación de lubricante en las zonas que permiten la movilidad de piezas como las pinzas, con el fin de que no se atrofien y su funcionamiento sea normal durante cualquier intervención. Para finalizar, este ciclo de cuidado debe complementarse con el almacenamiento de las herramientas en bolsas especializadas, las cuales se encuentran esterilizadas y que eventualmente protegen el material.

Si deseas conocer más acerca del instrumental quirúrgico sus usos y su cuidado, te invitamos a ponerte en contacto con nosotros para suplir todas tus dudas al respecto.

¿Cómo se clasifica el instrumental quirúrgico?

El instrumental quirúrgico es el conjunto de todas las herramientas médicas que permiten el desarrollo de diferentes operaciones. Estas piezas han evolucionado ayudando a que los procesos al interior del quirófano se faciliten permitiendo a los cirujanos operar cómodamente y asegurando la salud de los pacientes.

Este tipo de herramientas pueden clasificarse según el material en que están hechas, el instrumental quirúrgico debe ser resistente al agua y a los fluidos, por lo cual se desarrolla en los siguientes metales:

Acero inoxidable:

Este metal se obtiene a partir de la alineación de hierro, cromo y carbón, creando un instrumental quirúrgico resistente a la corrosión, además de recibir la fuerza tensil necesaria para realizar cortes profundos. Por otra parte, gracias a un proceso de pasivación, este elemento se alisa, sellando el metal, volviéndolo más resistente.

Existen diferentes terminados que se pueden dar al instrumental quirúrgico como el acabado espejo, que por sus características pueden hacer que la luz rebote distrayendo al cirujano, también está el acabado adonizado y el terminado de ébano.

Titanio:

El instrumental quirúrgico creado en este material es más resistente que el acero inoxidable, no es magnético y tiene propiedades inertes; su alineación es más fuerte y ligera en peso, además, con un acabado anodizado azul, hecho en óxido de titanio que reduce el resplandor.

Vitalio:

Necesario para la fabricación de instrumental quirúrgico de ortopedia e implantes dentales. Su resistencia y durabilidad lo hacen deseable para este tipo de aplicaciones, sin embargo, puede presentar corrosión al entrar en contacto con otros metales.

Otros metales:

Es posible encontrar instrumental quirúrgico realizado en cobre, plata, aluminio, carburo de tungsteno y oro.

 

Según la forma el instrumental quirúrgico puede recibir otro tipo de clasificación como:

  • De un solo cuerpo: conformado por una punta y un cuerpo, ejemplo: instrumentales como bisturíes, cánulas de succión, pinzas de disección, separadores manuales y los dilatadores de hegar.
  • Cuando el instrumental quirúrgico está compuesto por una punta, un cuerpo y una articulación, recibe la categoría de articulado, como las pinzas y las tijeras.
  • Instrumental quirúrgico cerrado: estas herramientas constan de argolla, articulación, cuerpo, punta y cierre; así como las pinzas de forcipresión vasculares e intestinales.
  • Tipo fórceps: conformado por una punta, una articulación, cuerpo y fórceps. Este instrumental quirúrgico es usado por los ginecólogos.
  • Con el fin de crear piezas más resistente y duraderas, se crea el instrumental quirúrgico recubierto de fibra, como los laparoscopios, cistoscopios, artroscopios, ureteroscopios y los gastroscopios.

Por otra parte, también se puede clasificar el instrumental quirúrgico según su función, por lo cual, podemos diferenciar piezas de corte, separación, aprehensión, hemostasia, síntesis y drenaje, además, según su uso existe otra categoría en las que pueden ubicarse estas piezas:

  • Uso básico: a este grupo pertenecen todas las herramientas del set básico hospitalario.
  • Uso especial: aquí encontramos piezas específicas que se emplean en procesos determinados, como el equipo de colecistectomía y laparotomía.
  • Uso especializado: como las máquinas de circulación extracorpóreas, laparoscopios y las pinzas de liga.

Si quieres saber más del instrumental quirúrgico y sus usos, te invitamos a ponerte en contacto con nosotros para brindarte la información que necesitas.